Yo creo en el poder de la poesía

El ensayo que sigue fue inspirado por el programa de NPR "This I Believe" (Esto yo creo). Para más información, visita www.npr.org/thisibelieve

¿En qué crees tú?

Yo creo en formas que se solapan,
triángulos y rectángulos en blanco, no lisos,
pero curvados, el olor de desodorante para los hombres,
y mayonesa en mis bocadillos.

Creo en conciertos que no son ruidosos,
en perros que no son grandes,
en leche que no está ácida.
Creo en andar descalza en alfombras gruesas.

Escribí el poema más arriba para una clase de escritura creativa cuando estaba en mi primer año de la universidad. La tarea fue a escribir acerca de lo que creemos. Me entusiasmé sobre la tarea, sin tener ni idea de lo que iba a escribir. Me acuerdo estar de pie en mi cuarto en la residencia de estudiantes, mirando afuera de la ventana a las formas curvadas en el techo. Imagenes empezaron a aparecer en mi mente y podía saborear a cada uno, convencida de que fueron realmente lo que yo creí. Me acuerdo leyendolo en voz alto mientras mis compañeros de clase parecieron atónitos, y mi profesora murmulló, “ella tiene mucha experienca en escribir la poesía.” Todo el mundo estaba analizandolo y sus significados profundos y escondidos. Yo no sabía si existieran o no, solo había escuchado a mis instintos y lo había escrito.

Lo que creo de veras es en la confianza que la poesía me ha dado. La confianza en mis habilidades a ver cosas en una manera nueva, a expresarme, y a inspirar a los otros.

La primera vez que escribí la poesía fue en el cuarto grado. Tenía una maestra maravillosa. La primera tarea en nuestro módulo de poesía que ella nos asignó fue a escribir un poema sobre un color y lo que significó el color para nosotros. Siempre guardé el libro que contenía mi poema, cuyo tapa fue hecha de cartulina, así como guardé muchos de los libros que hice ese año escolar. De vez en cuando solía a sacarlos de un cajón durante mi vida, leyendo mi nota de "A" y los comentarios escritos adentro de la tapa una y otra vez, y el poema del color. Es el poema que la inspiró a decirme que un día sería una poeta famosa. Hace algunos años perdí el libro, pero todavía recuerdo el poema casi en su totalidad. (Para leer el poema original, mira la pagina en ingés. Aquí he escrito uno que tiene la rima y la ritma semejante a lo original. Si me hubiera nacido en Mexico o España, quizás lo hubiera escrito así.)

Amarillo Maravilloso

Amarillo es el color que me hace pensar.
Y es el color de los relámpagos que suelen destellar.
El diente de leon tiene este matiz
Amarillo es el color que me hace feliz.
Amarillo es el tinte de la paz y el amor,
Y mucho más que un tipo de flor.
Amarillo el color de una playa con arena,
Y también es lo que me sostena.
Amarillo es el color de un dulce de limón
Y me hace cantar una bella canción.
El color amarillo sopla en un vendaval
Y está por todas partes en un carnaval.
Amarillo es el color de las palomitas
Y tambien de las papas fritas.
En el invierno el amarillo desaparece
¡Pero cada primavera crece y crece!
El color amarillo es mi amigo mejor
Desde principio al fin, es mi gran amor.


En el cuarto grado yo creí en el color amarillo. En mi primer año de la universidad, creí en el desodorante y la mayonesa. Ahora creo en el poder de la poesía para cambiar mi vida y traerme confianza y alegría.



©2007 Robin Bensinger
Todos derechos reservados